Segunda excursión a Hornachuelos. 

27 febrero 2016 Article Rating

EXCURSIÓN A VEGA DEL GUADALQUIVIR Y HORNACHUELOS

Crónica

 

El día 23 de febrero, salimos casi de madrugada 37 personas camino de Almodóvar del Rio (Córdoba), teniendo la primera parada en el Restaurante Caserío de San Benito, para desayunar el típico mollete de Antequera con zurrapa, aceite y tomate, etc.

 Nuestro primer objetivo era visitar el Castillo de Almodóvar del Rio (Guadalquivir), asentado sobre tierras del Paleolítico Inferior. En el lugar que hoy ocupa Almodóvar, parece que hubo un emplazamiento ibero-turdetano mencionado por el geógrafo romano Plinio y que pudo servir como lugar de embarque de los productos del campo, aceite, cereales, etc., que por el Guadalquivir, que era navegable, los llevaba hasta Roma en tinajas de barro, desarrollando  una importante industria alfarera. Posiblemente en sus cercanías se explotaban minas de plata e incluso emitió moneda propia en el S. II a. C.

 Posiblemente el castillo tuvo su origen en una fortaleza romana. La época musulmana supuso un gran desarrollo y en 740 los  Omeyas edificaron una fortaleza llamada Al-Mudawwar, que significa redondo a la que se debe el nombre del pueblo. Durante los Siglos VIII,  IX y X la fortaleza y el pueblo formaron parte de la Provincia de Córdoba, mientras que el S, XI quedó adscrito primero a la Taifa de Carmona y luego a la de Sevilla. Con los almorávides volvió a Córdoba, y por último en el S. XII y parte del XIII pasó a depender de la corte almohade de Sevilla. En 1240 se incorporó mediante pacto a la Corona de Castilla por Fernando III quien la entregó 3 años después al consejo de Córdoba. En 1360 Pedro I se aposentó en el Castillo y lo utilizó como vivienda, cárcel y como lugar para guardar sus tesoros, ya que en la mazmorra había un pozo al que arrojaban a los condenados a muerte y como nadie podía salir de allí,

porque era muy profundo y sin  escalera, el Rey arrojaba sus tesoros.

Subimos en un trenecito y allí nos encontramos con un grupo de niños de 4 o 5 años de un colegio acompañados de los profesores y algunos padres. Daba gusto verlos con tanta ilusión

escuchando las historias que le contaban.  Nos recibió el Mayordomo del Rey Don Men Rodrigo de Sanabria diciendo que llevaba viviendo en el Castillo mas de 600 años y pidiendo nuestra colaboración para representar a los personajes nos contó la historia del Castillo y sus habitantes, y las leyendas como la de la princesa Zayda esposa de Faht-Al Mahmudd que cuando su marido se fue a la guerra contra los almorávides fue encerrada en la mazmorra y cuando se enteró que su marido había muerto ella murió de pena el 28 de marzo de 1901 y desde entonces todos los años en esa fecha se pasea por el castillo una dama vestida de blanco llorando y gritando.

Durante la Edad Media fue sometido a diferentes reformas y reconstrucciones. Finalmente entre 1901 y 1936 fue restaurado por su propietario Rafael Desmaissieres y Farina, XII Conde de Torralba tal como era antiguamente permitiéndose la libertad de construirse una vivienda neogótica donde vivió hasta su muerte. Tras recorrer la Torre del homenaje, la mazmorra, la pequeña Iglesia con la Virgen del Rosario, Patrona de Almodóvar, el Museo que hay en una de las torres, y todas las dependencias, vemos que es uno de los castillos mejor conservados de Europa, con una enorme muralla con torres almenadas. En su gran patio de armas hay una gran carpa donde se hacen comidas medievales con actuaciones teatrales, nosotros disfrutamos de esa comida buena y original, el plato era media hogaza de pan, no había cubiertos, sólo una navaja para cortar el queso, chorizo, morcilla, el pollo asado, las chuletas, etc. Le dimos las gracias al actor Antonio que tanto nos hizo reir haciendo de Mayordomo del Rey. Salimos contentos pero llenísimos, menos mal que teníamos por la tarde un recorrido por Palma del Rio andando de mas de tres horas.

 De allí fuimos a Palma del Río para dejar el equipaje en el Hotel Monasterio de San Francisco construido en el S. XVI. Tras la desamortización de Mendizabal dejó de ser convento y finalmente en el S. XX se ha convertido en un hotel lleno de confort, habitaciones grandes,  con varios patios renacentistas, jardines, salones preciosos y donde cenamos maravillosamente, ya que después de recorrer andando la ciudad habíamos hecho la digestión de la comida medieval.

 Palma del Rio era un núcleo urbano denominado Balma, integrado en la Provincia de Itálica, en los S. XI Y XII se construyeron primero la Alcazaba o castillo y la muralla para proteger a la ciudad  de las acometidas de los cristianos. En 1241 cayó bajo las tropas por D. Alonso, infante de Molina, bajo las órdenes de su hermano Fernando III.  En 1342 fue donado por el Rey Alfonso XI  a su almirante Egidio Bocanegra primer Señor de la Villa.  En 1507 comenzó la transformación de señorío en condado, siendo su primer conde  Luis Portocarrero.  Los Siglos XVI y XVII fueron años de prosperidad económica y se construyó el Palacio de los Condes y varios edificios religiosos, como la Iglesia Parroquial de S. Francisco.  Actualmente , Alfonso Mz. de Irujo y Fitz-James Stuart es el XIX Conde de Palma del Rio.

 Nos recogió una guía estupenda que primero nos enseñó donde estuvo el antiguo castillo árabe del que quedan pocos vestigios.  Después recorrimos la Muralla Almohade, la mejor conservada de Andalucía, tiene 11 torreones adosados como contrafuertes, estos son macizos hasta la altura del adarve por donde se accede a un espacio interior cubierto de una cúpula de ladrillo, En una de las esquinas al lado de la puerta Norte de entrada, en una torre ochavada se construyó en  el S. XVII en su interior la Capilla de la Virgen de las Angustias, y desde el piso superior se tiene una bonita vista de la parte antigua de la Ciudad. Bordeando la muralla construida en tapial, llegamos a la Puerta del Sol con su bonito balcón renacentista, y por la que se entraba en el interior de la ciudad antigua. Antes de entrar recorrimos la Plaza  de Andalucia recientemente remodelada y donde se encuentran el Ayuntamiento y la antigua Alóndiga.  Entrando por la Puerta del Sol está el Palacio de los Portocarrero de finales del S. XV tiene 2 grandes patios y unos ricos jardines.   La glesia barroca de Nª  Sª de la Asunción del S. XVIII con sus originales torres barrocas recubiertas de azulejos. El interior del templo tiene una grandiosa nave central jalonadas por capillas laterales con tribunas de adorno rococó.  Finalmente visitamos el Convento de Santa Clara, fundado en 1500, llegando a ser un grandioso conjunto  conventual. Al entrar en el claustro se ven columnas mudéjares de ladrillo y en otro de los lados son renacentistas. Hoy pertenece al Ayuntamiento donde se utiliza como Salón de Plenos, Museo Municipal, etc.  La zona del antiguo huerto acoge un restaurante y una hospedería.  Por la noche disfrutamos de una magnífica cena en el Convento de S. Francisco donde nos hospedábamos elegida por Jesús el Director de la Agencia superándose totalmente.

  Al dia siguiente visitamos Los Jardines de Moratalla, un pequeño Versalles andaluz perteneciente a Hornachuelos. Fue construido en el S XIX. Se entra por una magnífica puerta de hierro  con 1 jabalí de piedra en cada lado y el escudo de la familia en  el centro de la cancela. Hay un gran corredor con jardines a los lados, y 2 pasillos laterales con algunas esculturas y fuentes y que enmarcan el Palacio. La fuente del venado atribuida a Benlliure esta a espaldas del Palacio. Los jardines se realizaron por encargo de Alfonso XIII para los Marqueses de VIana con diseño del Ingeniero francés Forrestier al estilo de los jardines de Versalles.  el Palacio consta de un cuerpo central de 3 plantas y a sus lados 2 cuerpos de dos plantas que terminan con 2 cuerpos de torre mirador. Se conserva una pequeña capilla muy restaurada con  espadaña de 2 arcos con campanas. Hay varios edificios destinados a servicios agrícolas y ganaderos. Fue residencia eventual de los reyes Alfonso XII y XIII cuando asistían a las monterías organizadas por el Marqués de Viana. Hay que visitarlo en primavera cuando esté todo en flor, pues hay muchísimos rosales y variedades de plantas

 Después fuimos a comer a un restaurante en Hornachuelos antiguamente Furnuyulush y tras una hora de descanso lo recorrimos con Delfín guía local al que volvimos loco con las preguntas, interrupciones y comentarios. Fue conquistado por Fernando III en 1240. Tras entra en el castillo árabe hoy en reconstrucción llegamos a una plaza donde se encuentra la Biblioteca y la Iglesia de Nuestra Señora de las Flores, templo gótico mudéjar de principios del S. XVI. Su portada goticoflamigera se atribuye a Hernán Ruiz I. Conserva restos de la Iglesia Medieval, aprovechó la antigua mezquita como atestiguan sus arcos de herradura. Situada en el Paseo Blas Infante donde hay un maravilloso mirador a la Sierra y a la Presa del Bembézar. El castillo de origen califal (siglos VIII y IX),está en restauración conservándose la Torre del Homenaje y el patio de armas. Quedan restos de la muralla. Hay calles muy típicas y cuidadas con plantas y flores. Tienen que restaurar la posada de la Tia Encarna del S.XVII. Al bajar la enorme cuesta para llegar al autobús vimos las Cuevas de las Carretas y Fuente de Caño de hierro, donde se observa la acción de los agentes naturales en la roca caliza provocando un espectacular paisaje de cuevas y abrigos en sus paredes. Hay casas colgantes.

 Han sido 2 días estupendos con mucho compañerismo, y esfuerzo para las personas con  mas dificultad para andar, enhorabuena por su resistencia y esfuerzo.  La vuelta fue muy divertida y amenizada con los chistes de Ana y Africa. Gracias a todos, Jesús, Fina, J. Carlos, y a todos.

 

Maribel Aizpúrua

Tipo de actividad: Viajes

Galería de imágenes

  • Segunda excursión a Hornachuelos.