Blogs

LO QUE DICEN EN EUROPA DE NOSOTROS 

Angel S Quesada - 27 de noviembre de 2011 Article Rating Comentarios (0)

 
32. LO QUE DICEN DE NOSOTROS EN EUROPA

Europa está en crisis, eso es evidente. No hay más que ver las noticias, cada vez más preocupantes. Parece como si el proyecto que concibieron sus fundadores hace ya más de sesenta años, esté haciendo agua por todas partes.
Todos sabian que los principios no eran lo bastante sólidos, y aunque se había dicho, nadie tuvo la valentía de agarrar a ese toro por los cuernos y conducirlo por la senda debida.

Lo económico, lo monetario, es importante, pero esa unión que ha ido bien mientras hubo crecimiento económico, se hace inmanejable cuando las medidas que habría que tomar ahora están fuera de sus competencias. Una verdadera unión ha de ser además política y a esa unión solo se llega si los estados miembros ceden una parte más generosa de su soberanía, no lo poco que se ha cedido hasta ahora. Esa condición es indispensable para que el proyecto sigua adelante. Fíjense si no en lo que está sucediendo, han aparecido dificultades económicas, financieras y monetarias y el gobierno de Europa no tiene capacidad para resolverlas. Aquí estamos, en un terrible impasse, que nadie sabe, hoy por hoy, como se va a resolver.
Entretanto la vida sigue, los mercados golpean la deuda soberana de los países que creen más débiles, para sacar tajada. Los líderes europeos se esfuerzan, cumbre tras cumbre, en lanzar mensajes de tranquilidad, que nadie escucha y los índices de riesgo (la prima de riesgo) ya no respetan nada, ni siquiera al bono alemán.
Europa se ve en peligro, su bienestar amenazado, su moneda en riesgo de desaparición y ese miedo impulsa a sus dirigentes en una dirección, la única que al parecer pueden tomar. La del equilibrio presupuestario y reducción del déficit de sus socios, con la esperanza de que, a la larga, eso pueda tranquilizar a los mercados. Lo malo es que esa política, a corto plazo, no trae otra cosa que contracción de la economía y la temida recesión. 
Entretanto, ¿qué piensan de nosotros nuestros amigos europeos? Bueno sería preguntárselo, pero me temo que no escucharíamos demasiados elogios. Últimamente hemos tenido la suerte de que había otras noticias malas, peores que las nuestras, y por eso no se ha hablado mucho de España.
Sin embargo hace poco una amigo me contaba lo que le pasó con unos compañeros, todos ellos funcionarios de la Unión Europea destinados en Bruselas. Mi amigo, el español, se enorgullecía de que a diferencia de lo sucedido en Italia y Grecia, aquí se habían celebrado unas elecciones generales de las que había salido un nuevo gobierno democráticamente elegido. –“Todo eso está bien”, - contestó uno de los contertulios - , “pero bueno será que el nuevo presidente se ponga a trabajar pronto y lo haga bien, porque si no verás lo poco que va a durar” –. ¡Demoledor! Esperemos que eso no llegue jamás a ocurrir. 


¿Le ha gustado?  Article Rating

Comentarios

Todavía no hay comentarios, sea el primero en enviar uno.

Enviar comentario

Nombre (obligatorio)

Email (obligatorio)