Ver artículo

DE MANDELA A FREEMAN 

MARIA ELENA ROMERO CASIN - 08 de abril de 2010 Article Rating Comentarios (0)

LA ANÉCDOTA MAS DESCONOCIDA DEL POLITICO MAS CONOCIDO
 
DE  MANDELA A FREEMAN GRACIAS A  EASTWOOD 
 
              Lo que la mayoría de la gente sabe de Nelson Mandela es que hizo que uno de los países, sino el más, racistas del mundo, se convirtiera en un modelo de convivencia entre razas. Pero ¿cómo se consigue eso? ¿Cómo se consigue que una persona acostumbrada a tratar a cualquier individuo de raza negra como un inferior pueda respetarlo, convivir con él, sacar adelante un país conjuntamente? ¿Y cómo se consigue eso en menos de una década?
              Pero no. Las cosas no son así. Lo que Nelson Mandela consiguió fue una verdadera reconciliación nacional. Y cómo lo logró es algo que, hasta ahora, sólo sabían los surafricanos. El periodista John Carlin, que fue durante muchos años corresponsal de El País en Sudáfrica, contó el verdadero secreto del éxito de Mandela en un libro titulado ‘El factor humano’.
              A lo mejor la gente considera que es muy fácil. Cuando Nelson Mandela, después de más de 20 años en la cárcel, tomó el mando del Gobierno surafricano, lo único que tuvo que hacer este político de mirada bondadosa es explicarle a sus congéneres blancos que estaban equivocados. Que los negros también son personas y que, a partir de ese momento, tenían que ser buenos los unos con los otros.
     
              Pero para que todos nos hayamos podido emocionar con la escena en la que el presidente Mandela da la mano al capitán del equipo de rugby de Sudáfrica Francois Peinar hizo falta algo más que el libro de Carlin. Hizo falta que un señor con edad de jubilado que nos sigue dando los momentos de mejor cine de la última década, Clint Eastwood, se fijara en el libro. E hizo falta también que un actor de raza negra que nada tiene que ver con el país africano, Morgan Freeman, se decidiera a interpretar a Mandela, imitando incluso su acento, muy diferente del propio del actor.
              Clint Eastwood llevó así al cine la historia de cómo Nelson Mandela reconcilió a negros y blancos surafricanos mediante el deporte que equivaldría al fútbol en España, el rugby. La política racista del país había hecho que éste estuviera vetado de las competiciones internacionales de rugby.   Pero, con el fin del Apartheid, Sudáfrica pudo de nuevo competir en su deporte rey.
 
 
              Nelson Mandela sea, probablemente, uno de los políticos más conocidos del mundo, incluso por personas que no se interesan por el vaivén de los Gobiernos, las guerras y las alianzas internacionales. Pero, en realidad, poco sabemos de este señor que tanto se parece a Morgan Freeman.
              Mandela vio ahí la oportunidad de reconciliar de un plumazo lo que años de políticas abusivas habían convertido en irreconciliable, la raza negra y la blanca. Por eso, embarcó a los surafricanos conjuntamente en el reto de ganar la Copa del Mundo de rugby. Y, consiguiéndolo, es como logró que ambas razas se miraran, por fin y como siempre debiera de haber sido, como hermanos. Es la anécdota más desconocida del político más conocido

¿Le ha gustado?  Article Rating

Comentarios

Todavía no hay comentarios, sea el primero en enviar uno.

Enviar comentario

Nombre (obligatorio)

Email (obligatorio)